día de los Aldea

los miércoles el Cristóbal llega tarde
y nosotros nos ponemos pijama temprano
tomamos once a las 7, generalmente acostados ya
a las 7:30 empieza el “cine en mi cama”
(es una referencia a “cine en su casa” que nunca van a entender )
vemos una película que nunca elige el Chiqui
porque si fuera por él veríamos las mismas 2 películas siempre
a las 9 la película termina y el Leopoldo se va a dormir
el Chiqui se queda conmigo,

Leer Más

una última contradicción que nunca se apaga

“Nunca tengas hijos”, le dije a mi mejor amigo la noche del miércoles. Veníamos llegando de la clínica después de haber estado toda la tarde ahí por una convulsión febril del Félix, mi hijo menor. Estaba asustada, estaba triste, y por sobre todo estaba cuestionándome profundamente la capacidad de tolerar la angustia y desesperación que siento cuando alguno de mis hijos está padeciendo de algo que no puedo controlar.

Horas antes había tenido que ver cómo mi hijo menor se sacudía incontrolablemente ardiendo en fiebre,

Leer Más

y de pronto, triste

Puede ser una canción, un encuentro, o en mi caso un sueño. Un sueño que te recuerda lo que no tuviste, lo que no pasó. Eso que querías mucho y que te fue negado, por la razón que fuera. Y por muy hermoso que sea lo que sí tienes, por muy feliz que te tengan las cosas que sí han pasado… lo que no pasó es un pozo donde puedes hundirte por horas. Un pozo oscuro y mohoso,

Leer Más

todas las cosas son la misma cosa

lo que siento acá dentro, lo que pasa conmigo
y lo que vi en Call Me By Your Name,
la cara de Elio cuando mira a Oliver
esa última noche, antes de besarlo
con la boca abierta, adorando
y escucho “Sufrir” de Paz Court
la letra que dice muy fuerte
“hoy lo encuentro en mis sueños
pero espero despierto
que sus ojos me miren
y su pecho se agite
junto al mío otra vez”

Leer Más

En la casa se está mejor

Hace tiempo que no tomaba fotos. He estado muy sumergida en las letras. Pero desempolvé mi cámara, que hace años ya llegó al máximo de su vida útil, y decidí tomarle fotos a nuestra casa. Aún no había registrado a este Félix de 3 años 8 meses, tampoco a esta casa nueva que tanto amo. Así que acá estamos, en nuestra casa sin ordenar, una tarde cualquiera. Yo, mi cámara, el Chiqui y la Chasca.

Leer Más