Feminismo y fanatismo

Hoy día voy a ir a ver a los Backstreet Boys en el Festival de Viña. Han pasado 21 años desde que los ví ahí mismo, en su primera visita a Chile, en el peak de su carrera. En ese momento tenía 14 años recién cumplidos y estaba absolutamente enamorada de Nick Carter. Escribía historias secretas en las que le regalaba mi virginidad, tenía mi pieza y mis cuadernos forrados con sus fotos, lloraba en silencio en mi pieza escuchando su voz y sabiendo que nunca podría estar cerca de él.

Han pasado 21 años, tengo 35. Soy adulta, soy mamá y soy feminista. Sé que la virginidad no es una virtud que se regala o se pierde , las únicas fotos que tengo en mi pieza son de mi marido y mis hijos, y escucho a los Backstreet Boys sin llorar pero siempre con esa nostalgia de haberlos querido, y quererlos, tanto. Soy una persona que cuando siente algo muy profundamente nunca deja de sentirlo del todo, y realmente creo que ese amor profundo que sentí por una banda que llenó absolutamente mi vida por varios años formativos de mi vida, nunca dejaré de sentirlo. He seguido su carrera y como muchas de sus fans se me rompió el corazón cuando hace algunos años aparecieron acusaciones de violación contra mi primer amor, Nick Carter.

Para ser franca, no me sorprendieron. Conociendo lo que conocí a la banda (todo lo que una fan extrema puede llegar a conocer) Nick me sonaba como el tipo de hombre que podría llegar a hacer algo así. De Brian o Howie, no me lo habría esperado. Pero Nick creció con fama y adoración, haciendo lo que quiso y siempre tuvo una actitud un poco engreída, como de niño mimado. Que obligara a mujeres a darles lo que él quería no sonaba a mentira. Tenía sentido, por lo menos para mí. Y creí las acusaciones. Porque aparte, como feminista, mi confianza va a estar siempre en la víctima primero.

Sin embargo, podía sentir cómo dentro mío ese amor por la banda, por mis recuerdos de esos años de fanatismo, esa nostalgia y las ganas de seguir apoyándolos y escuchando su música, no se veían disminuidos. ¿Cómo podía ser? ¿Soy una mala feminista?

Cuando se anunció que vendrían de nuevo a la Quinta Vergara, mi dilema se intensificó. ¿Podría ir a verlos escudándome en que la banda son 5 chicos, no sólo Nick Carter? Con las acusaciones finalmente descartadas por la justicia estadounidense (por un tecnicismo, no por que se hayan comprobado que eran falsas) ¿podría conciliar mi fanatismo con mi feminismo?

Y la verdad es que… no sé. No tengo respuesta ni solución para esta contradicción que me genera quererlos, pero no creerles. Sé que ser feminista conlleva hacer sacrificios muchas veces dolorosos, y en esta ocasión, no pude lograrlo. Compré la entrada y ahí estaré en galería, cantando las canciones que están para siempre grabadas en mi mente y en mi corazón.

Creo en los ritos y quizás éste era el rito de cierre que necesitaba. Parándome en el mismo lugar donde esa Eleonora de 14 años, cegada por el amor absoluto que sólo una fan adolescente conoce, cumplió el sueño de su vida hasta ese momento. Estar ahí como una mujer de 35 años, con los ojos abiertos, informada, que decide entregarse a la nostalgia.

Probablemente la fan dentro mío nunca muera del todo. Sigo sintiéndome orgullosa con los éxitos de una banda que amé tan intensamente, pero hoy mi foco está puesto en otro lado. En usar mi trabajo para ponerle palabras a una lucha feminista que me apasiona, en mi familia. En el futuro. En el mío y en el de todas.

Las fans me tratarán de traidora y las feministas extremas me tratarán de impostora. Lo sé, lo entiendo y lo acepto. Pero también sé que mi proceso de aprendizaje y desaprendizaje está lleno de conflictos y contradicciones. Éste es sólo uno más de ellos, y trato de entenderlo haciendo lo que más me ayuda a hacerlo: escribiendo y compartiendo.

21 Comments

  • Daniela

    28/02/2019

    Puta… Es súper facil ser faminista así.
    Yo amába a los Bsb, creo que aun los amo. Y no me arrepiento. Porque no sabía que tipo de machitos eran. Ni siquiera me consideraba feminista.
    Pero desde que he sabido que los artistas que admiro son abusadores. No he ido ni a ver sus películas al cine, ni a conciertos ni he comprado sus libros.
    Seguir escuchando la música, sí lo hago Pero comprar un ticket para ir a verlos. No, nicagando. Aunque valga pico mi protesta no lo haré. No tendría cara para despues usar un pañuelo con una frase bacan.
    Es como reclamar contra el capitalismo y comprarme ropa con tarjeta de crédito en un retail.

    • admin

      28/02/2019

      Dale. Como digo en el mismo post, te entiendo y lo acepto. Y no, no es fácil ser feminista así. Creo que nunca es fácil ser feminista.

    • Al

      28/02/2019

      Con respecto al comentario anterior: Encuentro super valido y creo que se puede separar al artista de su obra.

  • Pau

    28/02/2019

    Mira, creo que una va por conectarse con la nostalgia. Estoy en el mismo dilema que tú, pero finalmente, preferí por mí y mis amigas que irán conmigo. No vamos por la calidad musical, vamos porque tenemos ganas y con esto no queremos hacerle daño a nadie. Sí sería bacán que Nick tenga que responder a la prensa por las acusaciones. Que diga algo, que no salga feliz, que sienta que sus culpas y responsabilidades lo persiguen a lo largo de los países que visita, que sea incómodo para él, que tenga que pedir disculpas. Quizás eso nos ayudaría a nosotras a sentir menos culpa por la falta de sororidad.

  • Javiera

    28/02/2019

    Siento que a veces hay mucha presión por ser una buena feminista. Deberíamos dejar de sentirnos culpables cuando pensamos que no actuamos según los estándares de este movimiento y dejar de ser tan críticas con el actuar de la otra. Mientras uno esté consiente de su actuar todo bien.
    Disfruta Nori, saludos.

  • Nicole

    28/02/2019

    Demasiado identificada, la Nicole de 10 años y la de 31 se encuentran hoy y si bien en un principio me complicó el sentirme feminista y emocionarme por que venían, creo que ahora solo lo acepte, acepte que uno esta en construcción y se puede equivocar o darse este tipo de licencias. Obvio que hay críticas y no pretendo ir defendiendome de ellas, total eso no quita que cada vez que veo a alguien en peligro ayude, que defienda, que me involucre y si bien es una contradicción… Es a conciencia.

  • Ana Maria

    28/02/2019

    Concuerdo con la chica anterior, hay q separar la obra del artista. A mi por ejemplo me encanta michael jackson, que sabemos que el loco era un depredador de niños. Su música me encanta pero como persona, uf!

    Lamentablemente cuando nos empezaron a gustar estos artistas fue sin saber estos tipos de actitudes culiadas, porque si lo hubieramos sabido, claramente no nos gustarían.

    Es una decepción pero siento que uno no puede cancelar lo que te gusta, porque ya te gusta! Y no estás cometiendo ningún crimen porque te gustan.

    Yo igual los vería por la tele, porque no estás alabando sus actitudes. Fin!

  • Pilo

    28/02/2019

    Me pasa con el reggaetón. No me odien, por favor. Con el reggaetón clásico, el antiguo, porque soy treintañera también. Me pasa con las letras que sé que están mal, lo he reflexionado, si saliera un artista a cantar así lo cuestionaría. Es el mismo contenido que cuestiono cuando un amigo o alguien lo dice (y el cuestionamiento es mayor).
    Pero me gusta bailarlas, me mueve, me lleva la música más que la letra, y me pillo bailando y cantando.
    Comparto lo que dice una chiquilla arriba, acerca de la presión o la crítica por ser la feminista iddal. Todavía lucho con tantas cosas internas, y luchamos con tanto externo, que no deberíamos luchar entre nosotras por cómo se debe ser.

  • Pilo

    28/02/2019

    Agrego: eso no quita que sepa que es una contradicción. Lo asumo, conscientemente.

  • Paula

    28/02/2019

    Ser feminista no es fácil y eso lo sabemos todas. Ser feminista, creo yo, más que vivir en el feminismo es aprender a ser menos machistas cada día, es ir quitandonos de encima todas esas enseñanzas que nos ha dejado el patriarcado a lo largo de nuestras vidas y por lo tanto es vivir llena de contradicciones porque absolutamente nadie tiene todas las respuestas, ni siquiera las posiciones más radicales. Lo que hiciste ahora es hacerte cargo de las contradicciones que te ha tocado cargar y parte importante del feminismo es reconocer, es cuestionar, cuestionarse por sobretodo. Fácil era, sabiendo que eres una persona con cierto público, guardar silencio, sacar las entradas y comerte la inconsecuencia, difícil es darle palabras a la contradicción que sé estás viviendo, difícil y valioso es exponerte así. Esto es feminismo, imperfecto y lejos de los estándares que muchas querrán marcarte, pero eso somos, perfectibles, mejorables. No soy fan de los bsb y fácil para mi es decir que no los voy a ver, que no los consumo, que Nick ni ninguno de ellos lo merece, pero yo, a diferencia de ti y de muchas, no llevo la carga de esa contradicción interna. Gracias por compartirlo y pásalo bacan, disfruta y date esta alegría a ti y a la Nori de 15.

  • Debby

    28/02/2019

    Hola, Nori!
    Encuentro bacán que no dejes pasar de plasmar la contradicción que te genera esto.
    Intentando aportar al diálogo que ha surgido en los comentarios, pienso que sí, es posible, en la teoría, separar la obra del autor, siempre siendo críticas de ello, porque es innegable que el trabajo de los creadores va a estar permeado de sus experiencias. Ahora, cuando hablamos de artistas denunciados/funados/cancelados que siguen produciendo, que siguen financiándose por quienes compran sus obras, van a sus exposiciones, van a sus conciertos, creo que es necesario el cuestionarse si los estamos validando.

  • Dania Ardiles

    28/02/2019

    Puta me pasó y me pasa, pero con el tiempo he bajado mi ansiedad porque la desconstrucción no termina, quizás no termine nunca y será un camino lleno de contradicciones, es súper fácil decir! ah pero entonces no eres feminista! pero loco, miremos a nuestro propio alrededor, también es super difícil cuando es un amigo se convierte en un pelotudo, cuando tienes un tio machista, etc. Es un camino difícil donde además de enseñarnos y analizarnos nosotras mismas, tenemos que lidiar y enseñarle al resto, weon! es cansador, yo prefiero abrazar y decir: te entiendo, entiendo la caga que hay en nuestra cabeza entre lo que me gusta y lo que no me parece pero camino contigo, en vez que hacer grupos de quién es más feminista que la otra. Yo prefiero apañar.

  • Ro

    28/02/2019

    Es complejo eso de cancelar artistas que nos gustan por saber su historial de vida, jamás lo compartí. A mí no me gusta más lo que hace un artista si llego a saber que tiene una conducta intachable y es prácticamente un ser de luz. Y funciono exactamente igual a la inversa, no me gusta menos si me entero que es una mierda, lo que consumo de esa persona es su trabajo, lo demás lo critico y lo ataco bajo su contexto.
    Tengo claro que soy ante todo feminista, pero no voy a modificar opiniones personales por agradar a un colectivo, jamás aceptaría que otra feminista me cuestionara los gustos y mi conducta frente a estos, Muchas veces me he tenido que enfrentar a otras mujeres que te señalan y te tratan prácticamente como una “mala feminista”, todo envuelto en una fachada bastante cínica de “hermana tranquila, te estoy educando”. Está bien que luchemos por una causa común que nos compete solo a nosotras, pero sentirse con el derecho de definir quién lleva mejor la bandera del feminismo solo basándonos en los gustos de esa mujer es incluso violento, ya vivimos bastante reprimidas, perseguidas, señaladas, apuntadas, cuestionadas por cada cosa que decimos y hacemos, no me parece que también vivamos esto de parte de nuestras propias compañeras feministas. Disfrutemos de actores, escritores, músicos, etc. que nos guste su obra, critiquemos lo que nos violente de ellos como personas, separemos las cosas, pero no perdamos el foco real. Yo me quiero libre y las quiero a cada una de ustedes igual de libres.

  • Camila

    28/02/2019

    Estuve en la misma contradiccion que tu, me entere de los casos de abuso de nick carter 1 dia despues que supe que venian al festival, ya organizada para comprar la entrada e ir con un grupo de amigas.
    Me ha pasado este ultimo tiempo que he tenido muchas contradiccion de que hacer como feminista y cual es el limite y el punto correcto, y creo que el limite es super propio. Yo decidí no ir, pero los veré, quizás no todo pero por ultimo regresaré un rato a los 15.
    Esas contradicciones van a seguir existiendo, y creo que uno debe fijarse el limite que cada una encuentra que es suyo e intentar no juzgar a la de al lado..
    Saludos!

  • Javi

    01/03/2019

    Nori, ser feminista es tener contradicciones también, porque seguimos siendo personas, con culpas, con luchas, con logros.
    Y, bueno, por algo existe THE GUILTY FEMINIST, que destaca todas esas contradicciones de ser mujer criada en una sociedad machista, de querer ser femenina, de tener hormonas y ser un poco animal también, pero que quiere mejorar.

    Lo mejor es poder reconocerse y querer crecer!

  • Roma Milos

    01/03/2019

    Primero que nada, te encuentro y siempre lo he pensado que eres una mujer de convicciones y con tus ideales claros, además de ser valiente por decir lo que piensas y expresar como te sientes ante una situación.

    Aquí va mi comentario, chicxs nunca ha sido fácil ser feminista claramente no lo es. Desde la base que hay muchas cosas en la vida de uno que se deben reestructurar, así que no me vengan con la cuestión de “puta que es fácil es ser femenista así”, como eres capaz de dar una opinión así de fuerte con respecto a alguien. Sabiendo que es un proceso individual el femenismo y la descontrucción.

    Nunca ha sido fácil algo, sobre todo cuando marca un proceso en tu vida, pero aquí vamos cada uno enfrente de diferentes maneras las cosas y cerrar un ciclo así, lo encuentro bacan!

  • Gaby

    03/03/2019

    Creo que tu artículo refleja lo que cualquier fanática siente con su ídolo.
    Yo veo en el escenario un hombre destruido en proceso de reconstrucción.
    Si bien se hizo esa denuncia que jamás se comprobó, él también en sus entrevistas dijo que mantuvo a su familia desde los 14 años.
    Enamoró con Paris Hilton, que lo llevó a consumir drogas y afima que fue la peor persona que pudo conocer.
    Llevó a su hermano menor a una clínica de rehabilitación por las drogas y hace unos años perdió a su hermana quién falleció por una sobredosis y de cuya muerte le culparon pese a que ya se había distanciado de ella.
    La acusación por violación él la desmiente porque afirma que siempre fue consensuado.
    Entonces, me pregunto, el fanatismo por la nueva corriente feminista supremacista y el fanatismo por el artista nos puede cegar?
    Si él violó a alguien, la justicia lo desestimó.
    Su vida se destruyó por las drogas y nadie hizo justicia por quién lo incentivó a tal cosa.
    Y habla de escribir un libro titulado algo así como “cómo sobrevivir a la música y no morir en el intento”
    A pesar de todo, sale a deleitarnos con su arte: su manera de bailar, su canto, transmite en vivo y hay fans gritando cuando trataba de disfrutar de la playa. Siguiendo la línea feminista, esas fans podrían ser acusadas de acoso. Lo cierto es que su seguridad lo protege.
    Casado y con un hijo, el año pasado perdieron un bebé.
    Y llegué a una conclusión:
    Me importa un pepino su vida privada.
    Me importa su arte y la belleza que transmite.
    Es un ser humano que pudo suicidarse con todo lo que pasó, incluida una acusación que casi seguro que es falsa, porque por ahí dicen que después de ello quedó en la calle (así que la acusadora quedó bien callada y nada pobre) realmente buscaba justicia o salir bien parada?
    Yo seguiré deleitándome con la belleza que transmite.
    Y a la que tuvo sus 5 minutos mostrando un letrero para DAÑAR, le recuerdo que la justicia divina llega y que si no cree en Dios, la perseguirá el Karma.
    No gana nada dañando.
    Y le agradezco el haber avisado algo así. Yo sólo me contenté al verlo de nuevo, pero gracias a ella pude leer sobre él y saber que pasó por cosas muy duras y lo admiro por estar en proceso de reconstrucción y estando así, tener la fortaleza de salir a deleitarnos con su arte.
    Por último, cantantes modernos cantan cosas realmente ofensivas contra la mujer, promoviendo la delincuencia y la promiscuidad y la feminista esa, con el pico cerrado.
    De eso se trata su feminismo?
    Que vaya con su lucha por otro lado. Yo, seguiré siendo su fan, que finalmente lo quiero como ídolo y es casi imposible que algún día llegue a estar cerca.
    Me importa su arte.

  • pia

    14/06/2019

    Yo no podria nicagando ir a ver cantar a un violador. Eso es algo que te nace del corazon, no es un deber de “feminista”, es algo que deberia nacerte como ser humano.

    Si no te nace, efectivamente eres una mala feminista. Te voy a juzgar por eso? Pues no. Creo que la idea es ir tomando consciencia de a poco, al menos lo asumes y lo desnudas en tu blog.

    • admin

      17/06/2019

      bacán, te felicito. y no, no soy una mala feminista, pero gracias por no juzgarme ah, me siento aliviada!

      • sofia

        05/09/2019

        Yo creo que tu única juez eres tu misma.

  • Camila

    10/01/2021

    Yo creo que todas las que estamos en la senda del feminismo, caemos en machismos a veces en este caso, ir al concierto podría ser una de ellas. pero dentro de la senda del feminismo hay matices, cada una sabe dónde le aprieta el zapato, si está lista para trascender o no cierto aprendizaje, y quizás todavía no estabas lista para ese. Creo que el feminismo es un camino, en el cual es fundamental ser consciente en qué punto estamos y de acuerdo a eso, ver si ya llegó el momento de dejar cierto hábito o quizás aún no es el momento. Eso solo lo sabes tú yo creo.

Leave a Reply to Daniela Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.