diseño

Lo que hago y por qué lo hago

Creo en la especificidad.
Por mucho tiempo me consideré una mala fotógrafa (o peor aún, consideraba que no era una fotógrafa) porque no estaba obteniendo los resultados que quería en los trabajos que estaba haciendo. Por mucho tiempo dejé de tomar fotos, dejé de identificarme con la fotografía, y le creí a esos que me decían que para ser fotógrafo no era suficiente que te fuera bien en flickr. Y sí, tienen razón, tienen toda la razón. Ser fotógrafo es mucho más que eso. Pero después de mucho tiempo me di cuenta que el tema era que estaba aceptando trabajos para los cuales yo no era la fotógrafa adecuada. O trabajos que no eran adecuados para mí, que es casi lo mismo.

Me demoré mucho tiempo. Y fue a través de fotografiar a mi entorno cercano que supe que mi fuerte como fotógrafa estaba en la capacidad de transmitir emociones con mis fotos. El amor, la cercanía, la intimidad. Y pensé que quizás podía usar esa capacidad para retratar a otras familias, otras parejas. Y hasta ahora, ha funcionado. De eso se tratan las sesiones de amor. Tiene sentido, porque cuando pienso en mi otro gran amor fotográfico, tomar fotos de bandas en vivo, lo que hago es básicamente una sesión de amor de alguien que ama hacer lo que hace, sobre un escenario, frente a gente que ama lo que está escuchando y viendo. Esto es lo que quiero hacer, es en esta área donde quiero aprender y crecer. No me interesan las otras.

Con el diseño me pasó lo mismo. Hasta que encontré el lettering. Es esa área del diseño que me interesa, que me apasiona, donde quiero desarrollarme. Donde quiero ser mejor. Porque en ningún caso estoy diciendo que en estas dos áreas es donde soy seca. No. Tengo mucho por aprender, practicar, estudiar. Pero es más fácil hacerlo cuando sé que estoy sumergiéndome en un mundo acotado. Un área específica. Realmente creo que la gente que es seca, brillante, maestra en lo que hace, lo es porque encontró ese espacio acotado donde brilla. Y le dio, le dio, le dio, hasta que ese espacio se siente infinito.

Agregué a la barra lateral 3 banners que resumen lo que hago, lo que quiero hacer, ojalá para siempre. Las sesiones, los cuadritos de lettering, y próximamente un taller de fotografía. Estoy feliz, entusiasmada y con muchas ganas de aprender y enseñar.

Estos días I

Me encantan los cuestionarios. Y me ENCANTA el blog Ann-Marie Loves (de Ann Marie Espinoza, diseñadora y futura mamá y seca), la encontré hace poco y la leo todos los días, encuentro que es la inspiración máxima para alguien como yo que busca hacer algo lindo y productivo con la propia experiencia de vida. Hace poco subió un cuestionario descargable para que uno lo llenara y lo pegara en su diario, y me gustó mucho la idea pero como hace tiempo no tengo un diario físico, lo tomé como base para llenar un cuestionario acá cada cierto tiempo.

Amando: En este momento, todo. Ando en una volá de amor por todo. El otro día vi una foto de unos pug chiquititos y me puse a llorar del amor que me producían (y también por el hecho de que nunca voy a tener uno porque el Cristóbal odia los pug). 

Pensando: En qué quiero hacer con mi trabajo, mi vida, mi oficio. Siento que hay una forma de unir todo lo que me gusta hacer y poder vivir de eso. Estoy pensando mucho en proyectos personales y quiero tener tiempo para hacerlos todos.

Comiendo: TODO lo que se me aparezca en el camino. Pero ando con una especial ansia de comer manzanas verdes. Quiero comer manzanas verdes todo el día, mientras más ácidas mejor.

Preguntándome: Cómo le vamos a poner al bebé que viene. Todavía no nos decidimos y me tiene media obsesionada definirlo pronto. Cada vez se hace más presente en el mundo y ya quiero decirle por su nombre. Siento que es demasiado potente nombrar a alguien, así que pienso mucho en eso.

Disfrutando: El Leopoldo estuvo en la casa 3 días porque estuvo enfermo, pero la verdad es que lo disfruté. Amé estar con él en las mañanas, abrazados, o tomar desayuno juntos, y después tenerlo todo el día acá contándome sus cosas.

Haciendo: Trabajos pendientes, quedan pocos, y después tendré mucho tiempo para hacer mis cosas.

Luchando: Con mi cansancio permanente. Al parecer estoy un poco anémica y me canso muy fácilmente, vivo con sueño y baja energía. Lucho contra mi cuerpo que lo único que quiere es estar acostado incubando.

Sintiendo: ¡Patadas en la guata! En las mañanas y en la noche especialmente, es lo mejor.

Encontrando: Una nueva felicidad en recibir a mi familia acá en mi casa, que almorcemos juntos, servirles té. El Martes vino mi hermano mayor y mi mamá, y me encanta conversar con ellos y sentir que mi casa es un lugar donde pueden llegar y sentirse cómodos.

Celebrando: Con que se venga el día de la madre he pensado mucho en mi mamá, así que creo que esta semana ella es lo que más celebro en mi vida. Ella y lo que he logrado aprender de ella.

Viendo: Películas españolas románticas (malas), documentales de crimen, y muchos, pero MUCHOS programas sobre embarazo y parto.

Escuchando: Discos que vengo escuchando hace 10 años o más. Y las listas más raras de Spotify.

Deseando: Comprarle ropita a este bebé, verle su cara, sacarle fotos. Quiero que llegue. Soy pésima esperando.