foto

el cuerpo cuenta la historia

IMG_8436

tengo marcas en la guata porque he estado embarazada dos veces. dos personas empezaron sus historias dentro de mi cuerpo. tengo sus nombres tatuados en mis brazos. tengo rasguños y moretones por jugar con ellos en el suelo. tengo pechugas blandas y caídas porque con ellas les di de comer.

tengo un dolor en la muñeca por sujetar una cámara pesada. tengo los dedos siempre con tinta por dibujar muchas letras. tengo una rayita en la pera porque cuando chica hacía ballet y un día me caí de cara haciendo una pirueta. tengo una parte de un dedo más blanca que el resto, porque ahí hay un anillo igual al anillo de mi marido. tengo siempre las uñas mal pintadas, porque considero que las uñas no son una prioridad.

tengo cicatrices en la cara porque tuve peste cristal de adulta. tengo la mandíbula chueca por un tratamiento odontológico que me hicieron cuando chica para ser menos perona (no funcionó, claramente). no tengo un poto duro porque disfruto más estando sentada que haciendo ejercicio. tengo más pelos de lo que quisiera porque me sobra testosterona (lo que explica muchas cosas).

y ninguna de estas cosas me avergüenza.
al fin.

Sesión de amor nº 8: Johanna y Maxi

Con la Johanna tenemos muchas cosas en común. Las dos somos mamás de niños inquietos, las dos somos de Viña, las dos nos vinimos a vivir a Santiago a trabajar… y así, mientras hablábamos descubrimos muchas coincidencias que hicieron que esta sesión fuera divertida y familiar. VIVA VIÑA.

Ésta fue otra sesión de regalo para el día de la madre, así que ojo que se viene el día del padre, ah… *wink*

IMG_4088 IMG_4164 IMG_4186 IMG_4301 IMG_4340 IMG_4383 IMG_4437 IMG_4456 IMG_4472 IMG_4536 IMG_4559 IMG_4624 IMG_4662ésta es mi favorita <3:

IMG_4676

la primera

Esta foto la tomé el 10 de septiembre del año 2003, con una pequeña cámara compacta Sony. Estábamos con la Daniela, mi mejor amiga, en Costas de Montemar. Un lugar en el que hoy hay muchos edificios pero en ese momento sólo había calles entre las dunas y mucha vista hacia mucho mar. La cámara era de ella, pero la usaba casi siempre yo.

Esta fue la primera foto que tomé con algún tipo de intención fotográfica más allá del típico retrato. Cuando la vi en el pequeño visor de la cámara, pensé “oye que bonita”, pero nada más. Es lindo como pasan las cosas.