hijo

En la casa se está mejor

Hace tiempo que no tomaba fotos. He estado muy sumergida en las letras. Pero desempolvé mi cámara, que hace años ya llegó al máximo de su vida útil, y decidí tomarle fotos a nuestra casa. Aún no había registrado a este Félix de 3 años 8 meses, tampoco a esta casa nueva que tanto amo. Así que acá estamos, en nuestra casa sin ordenar, una tarde cualquiera. Yo, mi cámara, el Chiqui y la Chasca.

IMG_8138 IMG_8124 IMG_8143 diptico_cocina IMG_8214

IMG_8310IMG_8309 IMG_8232 IMG_8250 IMG_8164 diptico_living IMG_8176 IMG_8244 IMG_8187 IMG_8327 IMG_8192 IMG_8316 IMG_8355 IMG_8345 IMG_8377 IMG_8391 diptico_baño_2IMG_8396 diptico_baño diptico_ninhos_2 IMG_8472 diptico_ninhos   IMG_8488 dipticopieza IMG_8545 IMG_8537

dipticopieza2IMG_8538 IMG_8352 IMG_8336 dipticoentrada IMG_8569 diptico_afuera IMG_8564

contar la historia

Cada cierto tiempo vuelvo a contar la historia del Félix. La última vez fue hace unos días en taller, cuando las niñas se pusieron a hablar sobre sus hijos y sus embarazos y partos. Algo que pasa seguido cuando haces talleres con puras mujeres y una de las razones por las que me gusta hacer talleres con puras mujeres. La confianza que se genera para hablar de todo (no, no sólo hablamos de guaguas y partos)

Conté la historia y ya me sé más o menos las partes en las cuales la gente se sorprende: 26 semanas, pesó un kilo, 2 meses y medio hospitalizado, listeria, hemorragias cerebrales. Pero la mayor sorpresa llega cuando concluyo con que ahora es un niño grande, feliz y sin mayores problemas.

Es fácil olvidarse, es fácil dejarlo atrás. Fue tan pésimo todo que la mente se encarga rápido de meterlo en el fondo del cajón. Pero volver a contar la historia me convierte de nuevo en esa mamá maravillada y agradecida que salió de la clínica con un bebé vivo, un bebé sano. Y lo miro y me importa un pico que se demore más en hablar, que se haya demorado más en caminar. Que probablemente gracias a haberse apurado mucho, termine demorándose en hacer muchas cosas.

Está grande, está sano, está feliz. Y sigue siendo nada menos que milagroso.

la primera vez que lo tomé en brazos

la primera vez que lo tomé en brazos

Sesión de amor nº 9: Benjamín y sus papás

Esta sesión fue la sesión que regalamos en Zancada. Me sorprendió que tanta gente participara, fue muy emocionante y me costó mucho elegir el ganador. Pero finalmente me fui por la guata, y cuando leí el comentario de la Camila, diciendo que era una mamá joven, estudiante, y cómo describía el amor por su hijo… no sé, simplemente sentí que tenía que ser ella.

Benjamín es un cabro chico exquisito, lleno de energía, inteligente y chistoso que ama los cuchuflí. Y en una mañana muy fría, mientras jugaba con sus papás, le tomé fotos y lo pasamos muy bien todos. Éstas son mis fotos favoritas de la sesión de amor nº9.

IMG_4767 IMG_4797 IMG_4880 IMG_4965 IMG_4969 IMG_4982 IMG_4986 IMG_5011 IMG_5037 IMG_5045 IMG_5052 IMG_5056 IMG_5059 IMG_5065 IMG_5091 IMG_5108 IMG_5122 IMG_5180 IMG_5192 IMG_5193 IMG_5230