nunca por dinero siempre por amor

Con la fotografía y con el lettering me pasó lo mismo. Empecé a sacar fotos y empecé a dibujar palabras porque encontré un placer sorpresivo en hacerlo. Un placer que estaba dormido. Que nunca se manifestó en mi infancia, cuando te preguntan “¿qué quieres ser cuando grande?”.

Un placer profundo, sin embargo.

Tan profundo que de tanto sacar fotos y dibujar palabras, empecé a hacerlo lo bien suficiente como para que otras personas quisieran pasarme plata.

Leer Más

Crecimiento personal de semana santa

Hoy intenté hacer un lettering durante mucho rato. No me salía. Intenté con otros lápices, con otros papeles, otras técnicas. Y no había caso, simplemente no me resultaba. Lo que quería dibujar era un palo, una indirecta mala onda. Una indirecta a esas personas que se creen los fiscalizadores del lettering y andan juzgando y metiéndose en cómo uno debe o no debe hacer las cosas. Juzgando, desde sus pedestales hechos de ego exacerbado.

Pero no me salía.

Leer Más

Letras bonitas

Diseño Gráfico fue la segunda carrera a la que me metí y lo hice pensando en dos cosas: realmente no quería seguir estudiando humanidades en la Adolfo Ibañez y siempre había hecho cosas relacionadas con el diseño gráfico como collages, carátulas de los discos que grababa, sitios web (tenía un sitio de nick carter y otro de los backstreet boys como a los 15 años), gráficas emo adolescentes en photoshop que mezclaban letras de canciones y fotos,

Leer Más