cuando te gusta tanto una canción que tienes que escribir un post al respecto

Sé que me gusta una canción la primera vez que la escucho. El proceso es así: escucho todos los lunes la lista “Descubrimiento semanal” en la que spotify me propone música que me podría gustar basándose en la música que ya me gusta. Hay semanas que le achunta impresionantemente, hay semanas que no. Esa semana fue especialmente exitosa y mi lista mensual (todos los meses hago una lista que es una especie de soundtrack para ese mes específico) se llenó de canciones pasadas desde “Descubrimiento Semanal”

Leer Más

una última contradicción que nunca se apaga

“Nunca tengas hijos”, le dije a mi mejor amigo la noche del miércoles. Veníamos llegando de la clínica después de haber estado toda la tarde ahí por una convulsión febril del Félix, mi hijo menor. Estaba asustada, estaba triste, y por sobre todo estaba cuestionándome profundamente la capacidad de tolerar la angustia y desesperación que siento cuando alguno de mis hijos está padeciendo de algo que no puedo controlar.

Horas antes había tenido que ver cómo mi hijo menor se sacudía incontrolablemente ardiendo en fiebre,

Leer Más

Lanzarse

Siento que ya no puedo seguir hablando sobre esto porque me va a explotar el interior, pero se lanza mi libro así que sólo voy a poner fotos y un link:

Miércoles 22 de noviembre, 19:00 hrs, en Bob Stdo (Villavicencio 323, Stgo)
Me presentan: la Arelis Uribe (escritora admiradísima, hermosa, feminista, gloriosa autora de Quiltras y Que Explote Todo), el Gabriel Ebensperger (hermano de mar viñamarino, ex jefe,

Leer Más

deja al misterio ser

Todos los días nos acostamos en la misma cama, él lee, yo pongo el iPad encima de mi guata y veo algún capítulo de la serie que estoy viendo en ese momento. Pienso que las series son para mí lo que los libros son para él. Mundos en los que te metes por un tiempo. Mundos gigantes, infinitos, que caben en nuestras manos abiertas. Él ahora está leyendo 2666 de Roberto Bolaño. Yo acabo de terminar una maratón de The Leftovers,

Leer Más

bacán mi casa

escuché algo como llantos,
me paré a ver qué pasaba
era el Leopoldo que estaba leyendo un libro
y riéndose.
altiro en mi cabeza:
“reír se parece a llorar,
escuchando desde acá”

Leer Más