La Felicidad

En mi casa, ahí está.
Decidí renunciar, lo que para alguien que se acaba de casar y busca ampliar la familia inmediatamente puede ser algo arriesgado y absurdo, pero renuncié. Me voy a dedicar a mis proyectos, voy a trabajar como fotógrafa y diseñadora freelance, y por sobre todo: voy a estar con mi hijo, voy a embarazarme para tener otro, y voy a estar ahí para ellos mientras crecen. Voy a embellecer mi casa,

Leer Más

Los deseos del Leopoldo

Ayer íbamos en el bus Santiago-Olmué y Leopoldo no tenía ganas de dormir. Dijo que iba a mirar el cielo y a esperar que apareciera una estrella fugaz para pedir 3 deseos. Le pregunté cuáles deseos iba a pedir, y me respondió, en orden:

1- Que el helado nunca se derritiera para poder comerlo con todo el tiempo que quisiera.
2- Tener un mago que le hiciera aparecer juguetes todo el tiempo
3- Que su hermano sea hombre para poder ponerle Brutus Bley.

Leer Más

25: Yo te voy a amar como Beyonce a Jay Z

Come take my hand, I won’t let you go. I’ll be your friend, I will love you so deeply. I will be the one to kiss you at night. I will love you until the end of time.

I’ll be your baby, I promise not you let you go. Love you like crazy, swear you’ll never let me go.

Leer Más

La música que nos gustaba

Hoy me pasé la tarde escuchando canciones que me gustaban antes. De hecho tuve que buscarlas en Youtube casi todas porque quedaron atrás, perdidas en cassettes, en cedés y en emepetrés en discos duros anteriores. En mi biblioteca de iTunes no encontré ninguna.

Sin embargo con todas me emocioné casi hasta las lágrimas. Volvían a mi mente esos niños que no me pescaban, esas amigas que nunca más vi, volvían esos cuadernos llenos de letras de canciones,

Leer Más

Enferma

El otro día pedí hora para 3 doctores. Todos en la misma semana. Del Lunes al Miércoles. 3 doctores. Uno  se apellida Pardo Gutiérrez, y lo elegí porque mi segundo apellido es Pardo y el primero de mi hijo Gutiérrez. Otro se apellida Cabezón Gil, y lo elegí sólo porque pensé que si termina convirtiéndose en mi doctor para siempre, me voy a reír cada vez que diga su nombre, el nombre del doctor Cabezón Gil.

Leer Más

Las fotos, la vida, el amor, y todo

Hoy en la mañana terminé de leer el libro de Patti Smith, “Éramos unos niños”.
Lo terminé en la micro, porque casi siempre leo en la micro o en el metro, y eso es bueno porque aprovecho el tiempo, pero también es malo porque estoy en público y cuando termino libros como “Éramos unos niños” tiendo a llorar. Por lo feliz de haberlo leído e infeliz de que se haya acabado,

Leer Más